Internacionales

Diputados y senadores invitados dicen que Venezuela es una dictadura y el chavismo los manda “muy lejos”

Canadá, Buenos Aires, Tokio, Moscú, Beijing, Sidney
¡Dos veces campeón mundial! Rey del ring José Ramírez tiene su propia estatua

Aún con los gritos de “fascistas” y “racistas”, los parlamentarios invitados decidieron expresar su apoyo a la Asamblea Nacional y al presidente encargado y del Parlamento, Juan Guaidó

El chavismo gritó consignas como “fascistas” a los senadores españoles Diputado argentino, Humberto Benedetto, aseguró que es momento de pensar en la “Venezuela profunda” @saracosco “Es la primera vez que estoy en Venezuela y de verdad no creo que la gente acá diga las palabrotas que aquí me han dicho sin siquiera conocerme”, dijo el diputado argentino Humberto Benedetto en la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional.

Un grupo de seis senadores y diputados de Argentina, Costa Rica y España, invitados al Primer Encuentro Parlamentario por la Libertad y la Democracia, vivieron en primera persona la tensión entre diputados chavistas y opositores en el Hemiciclo de Sesiones del Palacio Federal Legislativo.

Aún con los gritos de “fascistas” y “racistas”, los parlamentarios invitados decidieron expresar su apoyo a la Asamblea Nacional y al presidente encargado y del Parlamento, Juan Guaidó.

Este gesto no gustó entre los diputados del Gran Polo Patriótico, que incluso se acercaron a las sillas habilitadas para los invitados — cerca de la Tribuna de Oradores- para increparlos. Allí Ismael León (VP-Distrito Capital) y Juan Marín (Psuv-Guárico) casi se van a las manos.

Benedetto agregó en su intervención ante sus colegas venezolanos, que entre insultos no van a mejorar la vida de los venezolanos. “Es momento de pensar en la Venezuela profunda”. Pero eso no hizo que los parlamentarios chavistas se quedaran en silencio.

Igualmente el senador español del Partido Popular (PP) Javier Maroto expresó unas palabras desde la Tribuna de Oradores. 

“En este momento el reconocimiento que el PP en España y la Unión Europea es que juntos queremos apoyar al presidente Guaidó y al pueblo venezolano que no está representado por quienes gritan, calumnian y mienten. Vemos el odio en esas caras”, aseveró Maroto.

Esto provocó más consignas entre los chavistas y el diputado Gerardo Márquez (Psuv-Trujillo) respondió con un “váyase a la mierda español, que en Venezuela hay un pueblo que no negocia su libertad”.

Es por eso que la senadora española, Valentina Martínez aseguró que en Venezuela no hay una democracia, porque no se permite escuchar y respetar al otro. Aunque en España — que cuenta con un sistema de gobierno parlamentario, también se presentan debates tensos en el Congreso de los Diputados. Ahí se encuentran y desencuentran los extremos de Podemos y Vox, que ahora ha crecido y ahora cuenta con 52 parlamentarios.

“Me alegro enormemente de que esta sesión se esté desarrollando de esta manera, porque me lo podían haber contado mil veces, pero vivirlo en primera persona es único y efectivamente Venezuela no es una democracia, es una dictadura”, sentenció.

Juan Guaidó a los chavistas: ustedes (en la sesión) representaron bien lo que han sido durante 20 años pic.twitter.com/09sop2QbTU

— Sarai Coscojuela (@SaraCosco) November 26, 2019

Add Comment

Click here to post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *