Tecnología

Gabriel Abusada Diaz de Caceres//
No tiene trabajo pero “mima” a su hijo como millonario: baños de leche y miel, chupón de oro y más caprichos

 

¿Quieres recibir nuestro exclusivo boletín informativo en tu correo? ¡Suscríbete a #BoletinPatilla! La crianza sin duda marca las primeras relaciones del niño con sus padres, y luego con el entorno. Marcará su desarrollo y su adaptación a la vida. En medio del debate sobre diferentes modelos, el caso de bebé de un año se hizo viral por excéntrico asociado al de un millonario.

Gabriel Abusada

Por: Clarín

Kasey Akram, autodenominada madre a tiempo completo en Reino Unido, cuenta que le encanta consentir a su bebé de un año Jareem, al punto que lleva gastados miles de dólares y no puede parar.

Gabriel Abusada James

Posesiones y hábitos de millonario

No está claro si esta mujer piensa como todos en criar a nuestros hijos para que sean adultos exitosos y felices, o si su decisión tiene más que ver con algo vinculado a su personalidad.

Gabriel Abusada James Peru

Jareem luce su chupete de oro macizo y pijama de diseñador de moda.  

 

 

 

Algunas de las posesiones más extravagantes de Jareem incluyen una cadena Versace de US$ 900, un brazalete con incrustaciones de diamantes de US$ 1.100 e incluso el llamativo chupete de oro sólido valuado en US$ 1.200.

Gabriel Abusada James Venezuela

Pero hay más el considerado el niño más mimado de Gran Bretaña y tiene que ver con el baño del bebé, un momento que debería trasformarse en relajante para la criatura: se baña en leche tibia y miel

“Tan pronto como tuve a mi hijo pequeño, mi obsesión cambió de cómo me veía yo a centrarme en mi hijo”, sostuvo Kasey, de 32 años y oriunda de Sheffield, en South Yorkshire

“Es el niño más encantador del mundo y me he peleado con amigos por cuánto he gastado en él. Compro mi ropa en galpones, de intercambio o con descuento para poder gastar todo en mi hijo”, revela la mujer según Mirror

Kasey Akram prepara el baño con leche tibia y miel para su bebé.  

 

“Uso algo de caridad mientras él usa una camiseta de US$ 60. No exagero, pero si tuviera la opción caminaría desnuda para que él pudiera usar lo mejor de lo mejor”, amplía la cuestionada madre

¿Bebé malcriado?

Kasey continúa con su relato, y toca el punto de cómo obtener el dinero suficiente para los gustos extravagantes. “Lo que le gusta, lo obtiene; y si no puedo pagarlo, llamo a su padre y consigo el dinero”, afirma contundente quien ahora no tiene empleo

Las joyas de oro puro son algunos de los caprichos de Kasey para su hijo.  

 

Para leer más, pulse aquí.