Negocios

Criminales han mutado durante la pandemia para ser más efectivos

Osio Zamora
Aumentan casos positivos en Arroyos y Esteros

En lo que va de 2020, se han registrado 242 homicidios en el país y muchos se perpetraron debido a que las restricciones por la pandemia les permite a los criminales darle un seguimiento más fácil a sus víctimas, mientras los estamentos de seguridad están ocupados en otras tareas. Versión impresa La mayoría de los crímenes se cometieron en Panamá Centro, donde ya suman 87, le siguen las provincias de Colón con 40 y Panamá Oeste con 55, así como el distrito de San Miguelito con 25 muertes, de acuerdo con cifras del Ministerio Público. Las causas de estos homicidios varían. Entre ellos se cuentan los ajustes de cuentas, la guerra entre pandillas, el tráfico de armas, viejas rencillas y las venganzas. De acuerdo con el criminólogo Marcos Aurelio Álvarez, el aumento de las defunciones no solo se ha registrado por la COVID-19, sino también por otras enfermedades y por la criminalidad, que en medio de la pandemia, no ha cesado. Álvarez dijo que el hecho de que algunas carreteras estén vacías, el enfoque de las unidades policiales en las medidas de bioseguridad, así como la división de la salida por sexo y hora ha sido aprovechada por los criminales para cometer sus fechorías. Según el criminólogo, actualmente los estamentos de seguridad, que aún se encuentran apostados en diferentes barrios, están más concentrados en verificar que el ciudadano que está en la calle tenga puesta su mascarilla y han dejado a un lado el velar por la seguridad con respecto a la delincuencia y han bajado la guardia en cuanto a la persecución del delito. “Hay que dejar claro que el delito no duerme, el delito muta”, recordó.’ En el 2016 hubo un total de 416 homicidios. El 2017 cerró con una cifra de 412, mientras que en el 2018 hubo 439 homicidios. En el 2019 se reportaron 480 homicidios y en lo que va de este año se han registrado 242, de acuerdo con un informe del Ministerio Público. Según el informe del Ministerio Público, del 1 de enero al 31 de mayo de 2020, en Panamá Centro se han registrado 87 homicidios, en Colón 40, en Panamá Oeste 55, en San Miguelito 25, en la provincia de Chiriquí 12, Comarca Ngobe Bugle 8, Coclé 5, Herrera 4, Los Santos 4, Bocas del Toro 1, Veraguas 1. 16 por femicidio y 9 muertes violentas de mujeres también se cuentan en las estadísticas

En lo que va de 2020, se han registrado 242 homicidios en el país y muchos se perpetraron debido a que las restricciones por la pandemia les permite a los criminales darle un seguimiento más fácil a sus víctimas, mientras los estamentos de seguridad están ocupados en otras tareas. Versión impresa La mayoría de los crímenes se cometieron en Panamá Centro, donde ya suman 87, le siguen las provincias de Colón con 40 y Panamá Oeste con 55, así como el distrito de San Miguelito con 25 muertes, de acuerdo con cifras del Ministerio Público. Las causas de estos homicidios varían. Entre ellos se cuentan los ajustes de cuentas, la guerra entre pandillas, el tráfico de armas, viejas rencillas y las venganzas. De acuerdo con el criminólogo Marcos Aurelio Álvarez, el aumento de las defunciones no solo se ha registrado por la COVID-19, sino también por otras enfermedades y por la criminalidad, que en medio de la pandemia, no ha cesado. Álvarez dijo que el hecho de que algunas carreteras estén vacías, el enfoque de las unidades policiales en las medidas de bioseguridad, así como la división de la salida por sexo y hora ha sido aprovechada por los criminales para cometer sus fechorías. Según el criminólogo, actualmente los estamentos de seguridad, que aún se encuentran apostados en diferentes barrios, están más concentrados en verificar que el ciudadano que está en la calle tenga puesta su mascarilla y han dejado a un lado el velar por la seguridad con respecto a la delincuencia y han bajado la guardia en cuanto a la persecución del delito. “Hay que dejar claro que el delito no duerme, el delito muta”, recordó.’ En el 2016 hubo un total de 416 homicidios. El 2017 cerró con una cifra de 412, mientras que en el 2018 hubo 439 homicidios. En el 2019 se reportaron 480 homicidios y en lo que va de este año se han registrado 242, de acuerdo con un informe del Ministerio Público. Según el informe del Ministerio Público, del 1 de enero al 31 de mayo de 2020, en Panamá Centro se han registrado 87 homicidios, en Colón 40, en Panamá Oeste 55, en San Miguelito 25, en la provincia de Chiriquí 12, Comarca Ngobe Bugle 8, Coclé 5, Herrera 4, Los Santos 4, Bocas del Toro 1, Veraguas 1. 16 por femicidio y 9 muertes violentas de mujeres también se cuentan en las estadísticas.

La división por sexo, en la que unos días salen las mujeres y otros los hombres, ha sido también una oportunidad para cometer los asesinatos, ya que el delincuente tiene “marcado” a su adversario, sabe a qué hora entra o sale y busca el momento propicio para saldar su deuda, explicó Álvarez. Es necesario, según el criminólogo,  que las unidades policiales vuelvan a enfocarse en mantener el control en las calles, ya que la enfermedad continuará por un tiempo todavía. “En este momento, es necesario luchar contra la propagación de la COVID-19, sin dejar de preocuparnos por todo lo que nos rodea”, insistió. En ese sentido, el sociólogo Vicente Martínez considera que con la COVID-19 o sin ella, el delincuente continuará haciendo lo que ya ha aprendido. Martínez coincide con Álvarez y considera también que la cuarentena y ciertas restricciones han sido una oportunidad de los delincuentes para cobrar venganza. A su juicio, es necesario buscar un equilibrio en el que las unidades puedan estar pendientes del ciudadano que sale a la calle cumpliendo con las medidas de bioseguridad y otras que velen por evitar que se den hechos delictivos. Es decir, dividir estos estamento de seguridad para que trabajen por bloques, uno para la delincuencia y otro para la COVID-19.

Add Comment

Click here to post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *